19 diciembre 2006

Falafels "a mi manera"


La receta de hoy es una adaptación de los falafels árabes.
Si los comparáis con los de verdad, la textura es diferente (creo que se hacen con los garbanzos crudos) pero el gusto se parece, y sobretodo son fáciles de hacer y están buenísimos!

Ingredientes
un bote de garbanzos cocidos
una cebolla pequeña
comino
un diente de ajo
harina de garbanzo


Se pasan los garbanzos por agua, enjuagándolos, para quitarles el liquidillo viscoso que tienen cuando los sacas del bote.
Se corta la cebolla en trocitos muy pequeños (lo más pequeños que vuestra destreza y/o paciencia os permita).
Ponemos en un bol los garbanzos bien escurridos, la cebolla y el ajo también bien picadito. Ahora tenemos que mezclarlo bien todo, chafando los garbanzos. Se puede hacer con una cuchara, pero yo lo hago con las manos (vas más rápido y es más divertido).
Le echamos un poco de comino y si queremos, alguna otra especie. Normalmente sal no pongo porque los garbanzos de bote ya son un poco salados.
Finalmente le añadimos un poco de harina de garbanzo (o si no tenemos, harina de trigo). Con una cucharada o un par es suficiente. Sirve para que la masa quede un poco más compacta.
Y lo último que nos queda es darle forma a los falafels. Con las manos cogemos un poco de pasta y le damos la forma que queramos. Yo hago unas bolas y luego las aplasto un poco.

Los podemos hacer fritos o al horno. Fritos están más buenos pero son menos sanos ; )
Para freírlos, ponemos una sartén con uno o dos dedos de aceite. Cuando esté bien caliente, le echamos un falafel. Si no se nos desmonta, podemos echar más. Sinó, tenemos que añadir más harina a la masa. En la sartén sólo tenemos que dorar un poco los falafels, un rato por cada lado. Al girarlos ir con cuidado que no se rompan!

En el horno, se ponen en un recipiente adecuado, a unos 180ºC hasta que se doren, los giramos y esperamos que se doren por el otro lado.


Finalmente, para servirlos, los podemos acompañar de ensalada y/o alguna salsa.
En los de la foto, los hice con una salsa de yogur y ajo (un iogur natural, un ajo machacado, aceite de oliva y sal) y los metí dentro de un pan de pita con un poco de lechuga cortada en tiritas finas.

Por cierto, los falafels se pueden congelar perfectamente. Yo congelo falafels y pan de pita y me sirve de recurso cuando me tengo que llevar la comida al trabajo y no se que hacerme (me los como fríos -a temperatura ambiente- y están buenos igualmente!)

3 comentarios:

Qalamana dijo...

Comida árabe: rica-rica!!!

ilu dijo...

mmm debo probar esta receta... falafels.. mmm luego te cuento!

ilu dijo...

la hice anoche mismo.. quizá me haya faltado algo mas de harina porque medio que se me desarmaron.. pero lo que me dejo realmente como fanatica de esta receta es lo rapido que se prepara!! :)

 
Verduras para todos - Templates Novo Blogger