11 diciembre 2006

Al rico pan!!!



El pan... ese delicioso alimento con tan mala fama, a mí me encanta!

Para conocer los orígenes del pan debemos remontarnos a un pasado remoto: a la Prehistoria, donde ya mezclaban cereales, semillas y agua para obtener una papilla que un día, oh!, olvida por casualidad en una olla y al regresar ¡zás! encuentra una especie de torta… Se sabe que los egipcios se pirraban por él, y que los griegos perfeccionaron la receta. A la Península llegó con los celtíberos.

Nuestro refranero popular le hace múltiples referencias: Contigo pan y cebolla; Con pan y vino se anda el camino; Dame pan y dime tonto; Pan para hoy, hambre para mañana; Pan que sobre, carne que baste y vino que falte...

Yo os dejo aquí una recetilla sencilla pero muy rica: espero que os guste!

Ingredientes para una barra:
250 g de harina
10 g de levadura fresca
5 g de sal
Medio vaso de agua

Elaboración:

Se mezclan la sal y la levadura hasta que ésta quede bien deshecha.

En un bol de echa la harina, se añade la levadura deshecha con la sal y el agua poquito a poco mientras se le va dando vueltas.




Una vez todo bien mezclado se pone la masa en una superficie plana, un poco enharinada para que no se pegue, y se procede a lo más divertido: amasar!!!


A continuación se forma una bola, se coloca en un bol y se tapa con un paño húmedo; se deja reposar unos 20 minutos (la bola habrá crecido).


Calentar el horno a 50ºC. Ahora se le da forma a la barra (o a lo que se quiera: rosca, trenza...), se apaga el horno y se mete la barra un ratito hasta que haya crecido el doble aproximadamente.




Se saca la barra y con un cuchillo se hacen incisiones transversales. Se vuelve a meter en el horno, a unos 220 ºC y se cuece unos 25 minutos: listo!



Notas:
A mí me gusta mucho el pan de ajo así que a la masa le añado unos dientes picaditos chiquitito y un poco de ajo molido
El tiempo y la potencia de cocción depende del tipo de horno: consultad el libro de instrucciones por si acaso...




2 comentarios:

delokos dijo...

A mí me encanta el pan... pero yo tengo menos paciencia, y lo suelo hacer en una maquinita panificadora. Pero, la verdad, es que el olor a pan cuando lo cueces es, sin duda, uno de los mejores olores que puede haber en una cocina...

Un saludo...

Dr. Victor Guillermo Pagé Hernandez dijo...

Yo creo que no podría vivir sin pan jajaja Magnifico el blog lo felicito y me gustaría si tiene experiencia en la receta de ese magnifico pan de parmesano y orégano que hace Subway, pasare por acá a menudo gracias.

 
Verduras para todos - Templates Novo Blogger