11 enero 2008

Moussaka vegetariana


Ingredientes

4 berenjenas – 2 cebollas picadas finas – 600g de seitán picado fino – ½ cucharadita de canela molida – 3 granos de pimienta de Jamaica triturados – pimienta negra molida – 100 ml de buen vino tinto – 500g de tomate picado – 1 cucharada de salsa de tomate – 1 cucharada de miel – 3 cucharadas de perejil fresco picado – 1 cucharada de orégano seco – 1 cucharadita de caldo de verduras concentrado – pan rallado – queso parmesano rallado

Para la salsa de queso: 500 ml de leche entera – 200g de queso feta – 3 huevos enteros – nuez moscada molida – maizena

Lavar las berenjenas y cortarlas en rodajas a lo largo, con una mandolina, de un grosor de unos 7 milímetros. Salar e ir colocando en un escurridor por capas, tapar y colocar un peso. Dejar escurrir durante 30 a 45 minutos, para eliminar el amargor. Lavar y secar con papel de cocina. Reservar. Si la berenjena es muy, muy fresca y no muy grande, podéis obviar este paso.

Pochar las cebollas lentamente con un chorro de aceite virgen sin que tomen color, a fuego lento. Subir el fuego y agregar el seitán, las especias, sal y pimienta y cocinar a fuego fuerte un par de minutos, removiendo constantemente. Añadir el vino y evaporar. Agregar el tomate, la salsa y la miel, bajar el fuego y cocinar sin tapar unos 10 minutos. Agregar las hierbas y el caldo y cocer una media hora a fuego suave, hasta que la salsa esté espesa. Reservar.

Para la salsa de queso, rallar el queso en el Thermomix. Añadir la leche y los huevos y cocer 15 minutos temperatura 80ºC velocidad 4. Añadir la nuez moscada y ligar con un poco de maicena disuelta en agua si es necesario.

En una sartén antiadherente, agregar un poco de aceite y pasar las berenjenas 2 minutos de cada lado, y escurrir con papel de cocina. Proceder así, añadiendo aceite de cada vez, hasta terminarlas.

Armar la moussaka colocando una capa de berenjenas, salsa de seitán, un poco de crema de queso, berenjenas, seitán, y finalizando con una capa de berenjenas y crema de queso.

Cubrir con el pan rallado mezclado con el parmesano a partes iguales y cocer 45’ a 1 hora en horno a 180ºC, hasta que la capa superior esté crujiente. Servir con ensalada verde.

oooOOOooo

La moussaka es un plato griego elaborado tradicionalmente con berenjenas, tomate, salsa de queso y carne de cordero. Realmente, con el tiempo, y especialmente fuera de Grecia, se ha ido desvirtuando enormemente, hasta el punto que, en la actualidad, se le llama moussaka a una lasaña en la que simplemente se sustituye la pasta por láminas de berenjena, y se emplea una salsa boloñesa al estilo italiano.

Aquí os presento una interpretación personal del plato, que conserva una parte muy importante del original griego, con algunos aportes personales, en especial en la condimentación, pero que he realizado con seitán, en una versión vegetariana.

La preparación de la salsa de seitán se basa en la tradicional griega de cordero, a la que me gusta añadir como toque más particular pimienta de Jamaica, que le da un toque muy especial. La salsa blanca no es bechamel; tampoco lo es tradicionalmente en Grecia, sino una salsa de leche, queso feta y huevo. Y, finalmente, se suele cubrir con pan, que yo he mezclado con queso, para hacer un crujiente más atractivo.

No me gusta freír la berenjena, porque toma mucho aceite. Prefiero pasarla a la plancha; queda con mejor sabor, más suave, menos aceitada y por supuesto hace el plato más ligero.

En fin, que espero que os guste. Es un poco laboriosa, pero merece la pena. Seguro que notáis la diferencia con respecto a la insulsa moussaka/lasaña que se suele ver habitualmente.

Las cantidades que os indico rinden para 6-8 buenas raciones, según el apetito de los comensales.


1 comentarios:

Willowcita dijo...

uy que rico!!

 
Verduras para todos - Templates Novo Blogger